Filtrar por

Categorías

Categorías

Marca

Marca

Peso

Peso

  • 0,001kg - 53,2kg

Precio

Precio

  • 1,00 € - 636,00 €

Filtros activos

Armarios de oficina, un artículo de organización y seguridad en el trabajo

Los armarios de oficina son un elemento que forma parte de lugares de trabajo como despachos, consultas, empresas e incluso salas comunes. Se utilizan principalmente para almacenar y clasificar documentos o cualquier material de trabajo que sea necesario. Se pueden encontrar fácilmente y los hay de diferentes tipos, tamaños o diseños. Se trata de un producto útil que también evoluciona con el paso del tiempo.

¿Qué modalidades de armarios de oficina se pueden encontrar?

Existen varios aspectos que sirven para definir un tipo de armario u otro. El primero es el material con el que se fabrican, lo normal es que sean de madera o de metal, estos últimos son más proclives a que sean decorados con diferentes colores. 

El siguiente son sus dimensiones, hay armarios pequeños que se pueden ubicar en cualquier rincón y su presencia pasa desapercibida, también los hay altos que son muy visibles, pero dan la oportunidad de guardar un mayor número de materiales y los medianos que tienen un tamaño que se sitúa entre los dos anteriores.

El tipo de puerta también es importante. Los más habituales son los de puertas abatibles. Otra modalidad son los de puertas correderas que ocupan menos espacio y se pueden colocar en habitáculos pequeños. A todos estos hay que añadir los de puerta persiana que se abren y se cierran de una forma muy similar a una persiana.

La seguridad también es un aspecto importante, por eso se pueden escoger armarios con cerradura o con un pequeño candado. Este tipo de armarios suelen estar en instituciones como entidades bancarias o en oficinas expuestas al público y tienen la función de evitar que cualquier persona pueda abrirlos fácilmente y ver los documentos que se guardan en su interior.

El valor de la organización en los armarios de oficina

Muchos armarios de oficina traen estantes que permiten colocar los materiales que se guardan en su interior de una forma ordenada. El objetivo es que sean fáciles de encontrar y no terminen perdidos. Además, existe una forma de organización que ayuda al usuario y al propio armario.

Siempre es conveniente utilizar los estantes superiores para guardar aquello que no se utiliza habitualmente. Por su ubicación están son el punto más incómodo y lo mejor es recurrir a ellos lo menos posible. Los estantes intermedios están en el lugar al que resulta más fácil llegar por eso aquí se colocan los artículos que se utilizan con más frecuencia y finalmente se encuentran los estantes inferiores que tienen la función de albergar el material que se pretende que no sea visible. Al estar colocados en un punto bajo, la persona que quiera ver su interior tiene que agachar la cabeza por eso en esa zona se guardan cables, bombillas y objetos que son útiles, pero que no tienen valor estético.

Los armarios de oficina se pueden encontrar en establecimientos de papelería o en tiendas dedicadas al sector del mueble. La modalidad es amplia y su precio varía en función de su tamaño y del material del que estén hechos. Elegir el armario que más se adapte a las necesidades del usuario ayudará a aprovechar el espacio de una forma eficiente.