Filtrar por

Marca

Marca

Peso

Peso

  • 0,526kg - 1,1kg

Precio

Precio

  • 5,00 € - 8,00 €

Carpetas escolares - Comprar online | Ofipack

Carpetas escolares

Subcategorías

Filtros activos

Todos los trabajos clasificados y ordenados con las carpetas escolares

Desde los primeros cursos de prescolar todos los alumnos utilizan papeles para aprender a escribir, a hacer números o dibujar. Posteriormente en primaria y en la ESO los emplean para hacer sus trabajos o para enviar y recibir comunicaciones entre el centro de estudio, sus padres y sus profesores. 

En ocasiones es necesario conservar algunos de estos papeles y no perderlos y esto puede resultar complicado, sobre todo a esas edades. Para conseguirlo existen las carpetas escolares, un elemento más del material escolar que es sencillo, manejable y que cumple su función a la perfección.

¿Cómo son las carpetas escolares?

Las carpetas escolares tienen un tamaño folio y están formadas por dos solapas unidas en una de sus partes, de tal forma que se abren y se cierran como si fueran un libro. En la otra parte tienen unas gomas que se adaptan al tamaño de la carpeta y que sujetan sus dos partes impidiendo que se abran.

En este artículo que aparentemente es tan simple, caben un gran número de documentos siempre que tengan un tamaño inferior al de un folio. Además, apenas ocupa espacio, pesa muy poco y se puede transportar de una forma cómoda colocándola debajo del brazo.

Las carpetas escolares son un artículo pensado para niños y preadolescentes, por ese motivo muchas de ellas tienen diseños muy atractivos o están decoradas con dibujos o elementos infantiles, aunque también las hay de un color básico que transmiten un carácter más sobrio, hay que tener en cuenta que este elemento de papelería también lo usan los adultos en sus hogares y oficinas para guardar documentos.

Las carpetas con recambio, un paso más en el orden

Las carpetas con recambio, también llamadas archivadores, son un elemento del material escolar que se puede ver en alumnos que están cursando sus últimos cursos de primaria o que van a empezar la ESO o el Bachillerato. 

Esta modalidad de carpeta se diferencia de las carpetas escolares básicas en que tienen un grosor mucho más amplio, están hechas de materiales más resistentes y sobre todo, una de sus partes queda completamente abierta porque tienen anillas en las que se sujetan los papeles. 

Estas características hacen que las carpetas con recambio sean un elemento en el que los papeles quedan perfectamente ordenados. Además, se pueden incluir hojas de separación entre ellos para agruparlos en asignaturas. Al igual que ocurre con las carpetas escolares, pesan muy poco y muchas de ellas tienen diseños que llaman la atención. 

El único condicionante es que para utilizarlas es necesario comprar hojas con agujeros para introducir en sus anillas o hacer estos agujeros con una perforadora, aun si, este tipo de hojas se consiguen en cualquier establecimiento de papelería y los agujeros se pueden hacer en pocos segundos.

Tanto las carpetas escolares como las carpetas con recambio tienen una ventaja que resulta muy atractiva y es su precio. Las primeras valen entre 0,50 céntimos y 1€, mientras que las de recambio pueden costar entre 5€ y 7€. Estos valores dependen del material del que estén hechas y de si incluyen o no diseños con dibujos.