Filtrar por

Categorías

Categorías

Disponibilidad

Disponibilidad

Marca

Marca

Peso

Peso

  • 0,001 kg - 4,18 kg

Precio

Precio

  • 0,00 € - 273,00 €

Filtros activos

Las grapadoras, un artículo para fijar papeles de forma definitiva

Un utensilio de papelería que está presente en todo tipo de oficinas, mesas de trabajo y centros escolares es la grapadora. Este artículo que aparentemente es muy simple resulta muy útil porque sirve para unir papeles de tal forma que quedan fijados los unos a los otros. Se usan para juntar los documentos de informes y de trabajos o se emplean para unir folletos o entradas de eventos culturales. Además, se pueden encontrar fácilmente, en diferentes tamaños y colores y su precio es muy asequible.

¿Cómo funcionan las grapadoras?

Las grapadoras tienen una forma similar a la de una pinza. Está formada por dos brazos unidos por un extremo de tal forma que en el otro queda un espacio en el que colocar los papeles. Para unir esos papeles tan solo hay que apretar las dos partes, en ese momento se suelta una grapa de forma automática que es un alambre que atraviesa los papeles cerrándose de tal manera que quedan totalmente fijados.

El progreso con las grapadoras eléctricas

Aunque las grapadoras tradicionales son muy efectivas y se utilizan de una forma sencilla, este objeto también ha mejorado sus prestaciones con el tiempo y ahora se pueden encontrar grapadoras eléctricas. Esta modalidad se caracteriza por colocar la grapa con gran precisión y en un punto exacto, algo que en las manuales puede ser complicado si se mueven los papeles. Otras aportaciones de las eléctricas es que apenas hacen ruido y son muy cómodas y ergonómicas.

Grapas de oficina y extraegrapas dos elementos esenciales

Este artículo no puede cumplir su función si no tiene grapas. Este alambre que atraviesa el papel se coloca en el brazo superior y sale a presión cada vez que se acciona la grapadora. Existen grapas de diferentes tamaños y grosores y cada una de ellas se adapta a un modelo concreto de grapadora. La gran ventaja es que es un repuesto muy barato y fácil de encontrar en cualquier establecimiento de papelería.

Uno de los inconvenientes de las grapas es que una vez que se clavan en los papeles son muy difíciles de extraer. Por eso se suele prestar especial atención a los documentos que se grapan, pero afortunadamente existe un artículo que permite dar un paso atrás que son los extraegrapadoras. Este objeto tiene una forma muy similar a la grapadora con la diferencia de que incorpora dos dientes en sus extremos. Estos dientes se introducen por la grapa que se ha colocado en los papeles sacándola al hacer un efecto palanca logrando que se despegue fácilmente y que los documentos queden liberados.

Grapadoras y clavadoras

Un artículo muy similar a la grapadora, pero que tiene un uso más industrial y se suele usar en tareas de bricolaje es clavadora. Se trata de una especie de pistola que introduce clavos o puntas de madera a presión en una superficie. Actualmente en el mercado se pueden encontrar clavadoras eléctricas, de gas e incluso pistolas grapadoras que lanzan grapas.